miércoles, 29 de marzo de 2017

El contacto con el Maestro

Tratado sobre Magia Blanca

 (ReglaCinco -155-)

"El objetivo de todo discípulo avanzado es desempeñar su tarea y relacionarse con el centro de fuerza espiritual, su grupo, y estar así en continuo contacto con el Maestro, sin entrevistas ni contactos fenoménicos. La mayoría sólo espera establecer contacto con Su Maestro una vez al año, generalmente en la época del plenilunio de mayo.

6. Encuentra también que la relación entre Maestro y discípulo está regida por la ley y que existen grados y etapas definidos de contacto en la relación deseada. Éstos pueden ser enumerados, pero no dilucidados:

1. La etapa en que el Maestro hace contacto con el discípulo por medio de otro chela en el plano físico. Ésta es la etapa de "el breve período de chela".

2. La etapa en que un discípulo más avanzado dirige al chela desde el nivel egoico. Ésta es la etapa denominada "el chela en la Luz".

3. La etapa en que, según la necesidad, el Maestro hace contacto con el chela, mediante:
a. Una vívida experiencia en el sueño.
b. Una enseñanza simbólica.
c. La utilización de una forma mental del Maestro.
d. Un contacto en la meditación.
e. Una definida y recordada entrevista en el ashrama del Maestro. Ésta es
definidamente, la etapa de discípulo aceptado.

4. La etapa en que habiendo demostrado su sabiduría en el trabajo y apreciado el problema del Maestro, se le enseña al discípulo cómo (en una emergencia) atraer la atención del Maestro y así extraer Su fuerza y conocimiento y recibir consejos. Esto es algo instantáneo y no le ocupa prácticamente tiempo al Maestro. Esta etapa recibe el nombre peculiar de "el chela en el Hilo o Sutratma".

5. La etapa donde se le permite conocer el método por el cual puede originar una vibración y un llamado que le otorgará una entrevista con el Maestro. Esto únicamente se le concede a esos chelas dignos de confianza, de quienes se puede esperar la utilización del conocimiento sólo para las necesidades del trabajo; ninguna razón ni aflicción personal los impelería a utilizarlo. El chela es denominado en esta etapa "el discípulo dentro del aura".

6. La etapa en que puede atraer la atención del Maestro en cualquier momento. Se halla siempre en estrecho contacto. En esta etapa el chela es preparado definidamente para una iniciación inmediata, o habiendo recibido ya la iniciación, se le da trabajo especializado para hacerlo en colaboración con él. Esta etapa se describe como "el discípulo dentro del corazón de Su Maestro"."

lunes, 23 de enero de 2017

El Mundo del Discípulo Hoy en Día

El Mundo del Discípulo Hoy en Día

Las pruebas a las cuales Hércules voluntariamente se sometió y los trabajos en los cuales
a veces descuidadamente se precipitó, son aquellos posibles para muchos miles ahora.
También se volverá manifiesto cuán curiosamente aplicable a las condiciones modernas,
son los variados detalles de la dramática y a menudo divertida historia de sus esfuerzos en
el sendero de la ascensión. Cada uno de nosotros es un Hércules en embrión, y cada uno
enfrenta idénticos trabajos; cada uno tiene la misma meta que lograr y el mismo círculo del
zodíaco que abarcar. El trabajo a realizar tiene como objetivo principal, la eliminación de
todo temor y el control de las fuerzas naturales de la naturaleza humana. Estas, Hércules
debe enfrentarlas en cada posible combinación, antes de escalar el monte de la iniciación en
Capricornio, y llegar a ser el servidor de la humanidad.


Extraído del libro Los Trabajos de Hércules

 

martes, 18 de octubre de 2016

Consciencia vibratoria

Unas pocas palabras para reflexionar en estos momentos de contacto... 

El discípulo ha hecho su acercamiento al ashrama, ha demostrado su capacidad para
servir y utilizar cualquier energía ashrámica, con la que podrá entrar en contacto e incluirla
ocultamente.  En  forma  lenta  va  dándose  cuenta  de  tres  impresiones  vibratorias  que  son
ligeramente  diferentes,  aunque  están  matizadas  por  el  rayo  que  expresan.  Ante  todo,  es
consciente de la vibración de su propia alma; luego registra la vibración del ashrama, que
en etapas anteriores se enfocaron para él, por intermedio de algún discípulo más avanzado,
y  finalmente  se  hace  consciente  de  la  vibración  del  Maestro.  Poco  a  poco  aprende  a
distinguirlas  y  conocerlas  como  constituyendo  tres  canales  diferentes  por  medio  de  los
cuales  le  llega  la  energía,  estableciendo  contacto  con  su  conciencia  en  el  plano  mental; [...]

Fragmento extraído del libro Los Rayos y las Iniciaciones del Maestro Tibetano

miércoles, 17 de agosto de 2016

Amable realidad; Luz interna reflejada en el mundo

Amable realidad; Luz interna reflejada en el mundo...

Percibir la belleza que se manifiesta a nuestro alrededor debería ser una constante en nuestra vida.

El espejo, como Realidad que se manifiesta ante nuestros ojos, nos habla constantemente de aquello que conforma nuestra Alma, de cuál es su cualidad, su esencia..., nos habla de dónde tenemos centrada nuestra conciencia.

La realidad se manifiesta ante nuestros ojos y nos habla, como decía. Saber interpretar los símbolos con los que nos habla será de vital importancia para conocer cuál es el Propósito que se esconde en cada uno de los mensajes que nos transmite. La inmensidad  del universo se extiende ante nuestros ojos, con toda su fuerza y belleza, pero todo tiene un por qué.  Comprometerse con este "por qué" y darle respuesta es nuestro trabajo. 

No ignoremos, por lo tanto, todo aquello que se presenta en nuestra vida y estemos atentos al mensaje que nos trae y al trabajo que en ello deberemos realizar como Almas.

Si hoy la ventana de la Realidad es más viva, más luminosa.., si hoy la realidad nos habla con una amable sonrisa, conversemos con ella para descubrir el mensaje interno que en Ella se esconde.


Neus

miércoles, 27 de julio de 2016

El Propósito Espiritual y sus requisitos

Dice el Maestro Tibetano en el Tratado sobre Magia Blanca, concretamente en el capítulo titulado "La precipitación de formas mentales", hablando sobre los requisitos esenciales para mantenernos en el Propósito Espiritual:


El segundo requisito es desapego. El trabajador en magia blanca debe mantenerse en lo posible libre de identificarse con aquello que ha creado o intenta crear. El secreto para todos los aspirantes es cultivar la actitud del observador y del vigía silencioso. La mayor
parte del trabajo mágico queda anulado, porque el trabajador y constructor de la materia no guardó silencio. Por hablar anticipada y excesivamente, destruye lo que ha tratado de crear, y el hijo de su pensamiento nace sin vida. Todos los trabajadores del campo mundial deben reconocer la necesidad del desapego silencioso, y el trabajo de los estudiantes que leen estas  instrucciones   consiste  en cultivar  una actitud  de  desapego.  El  desapego  mental capacita al pensador para morar siempre en un lugar elevado y secreto, y desde ese centro de paz llevar a cabo con calma y poder, el trabajo que se ha propuesto. Trabaja en el mundo de los hombres, ama, consuela y sirve; no presta atención a la simpatía y antipatía
personales, ni a prejuicios ni apegos; se mantiene fuerte como una roca y como una mano tendida en la oscuridad, para todos aquellos con quienes entra en contacto. El cultivo de una actitud personal de desapego, con una actitud de apego espiritual, cortará las raíces de la vida del hombre, pero devolverá mil veces todo aquello que ha cortado.

Hay en este fragmento, distintos aspectos interesantes para comentar: desapego mental, creación, silencio... En este caso se nos habla del desapego referido a la actitud mental necesaria para ser creadores conscientes y efectivos, para llevar a cabo el Propósito, pero de igual modo podríamos trasladar esta actitud a cada uno de los vehículos de expresión humanos (físico, astral y metal).
Se nos habla del "desapego" como de la actitud del Observador. Es decir, convertirnos en observadores conscientes, en la distancia, que estando  atentos a aquello que se genera en la forma, no se identifican con ella. Observar sin identificarse; esa es la clave. El silencio, como actitud atenta constante de lo que estamos creando, se manifiesta como condición necesaria para convertirnos en creadores conscientes y mantenernos firmes en nuestra posición "desapasionada".

Hay aquí, pues, un doble trabajo: creación consciente que conlleva una profunda atención  y trabajo interno en el cultivo del silencio y del "apego"espiritual, tal y como nos dice el Maestro, para ser efectivos servidores del Propósito Espiritual. Dos aspectos del trabajo que no podemos desligar uno del otro, porque solo hay creación si en nosotros existe el silencio.., y este únicamente se puede generar desde el desapego a cuaquier tipo de forma y el firme "apego" a la Vida del Alma.

Neus

lunes, 4 de julio de 2016

Sobre la felicidad



Felicidad, amor y anhelo de infinito son tres de los conceptos que más nos llaman la atención en el primer párrafo del texto de Raimon Pannikar, DE LA MÍSTICA - Experiencia plena de Vida.
Toda forma de vida busca la felicidad, sepa o no de qué se trata o hacia dónde se debe dirigir. Nos proyecta hacia el futuro realizando todo tipo de acciones  para conseguir "nuestra" felicidad.  En cambio, todos los sabios nos alertan de que solo nos hace felices Amar... 
Y aquí es donde tendría que empezar nuestra búsqueda. ¿"Amar"? ¿Cómo? ¿Amar es procurar para nuestro yo egoísta?

Amor e infinito, si seguimos el hilo que hemos iniciado al principio deben mostrar una conexión. Raimon Pannikar le da el nombre de Infinito, pero quizá cada uno de vosotros le llamaría de otra manera: Vida, Absoluto, Unidad... Si prestamos atención a aquellos momentos en que la identificación con la naturaleza, la contemplación de su belleza nos infunde Amor; nos hace  sentirnos unidos con esta Naturaleza, podremos empezar a comprender de qué estamos hablando.  
La Vida late a través de la naturaleza.
¿Abstracto? Sí, porqué solo desde la propia vivencia podemos comprender.

(Publicado el 02/01/2011)

Neus

jueves, 12 de mayo de 2016

Alegría interna


Según palabras del Maestro Tibetano:

Alegría y serenidad no son una condición astral sino una reacción del alma. Estas cualidades no son el resultado de la disciplina de la naturaleza emocional, sino la reacción natural y automática del alma y la recompensa por haber logrado un alineamiento definitivo. Estas dos cualidades del alma, serenidad y alegría, indican que el alma, el ego, el Uno, que permanece solo, controla o domina a la personalidad, las circunstancias y todas las condiciones ambientales de la vida en los tres mundos.
Psicología Esotérica (II)

Así pues, si surge de vuestro corazón la alegría serena del Alma, dejad que se exprese con toda su plenitud, pues significa que un gran logro se ha llevado a cabo.
Hay alegría serena, aunque las condiciones en el plano físico sean de grandes dificultades; alegría serena, ante el reconocimiento de la belleza o, en otras palabras, ante el reconocimiento de otras Almas.

Neus